Cuando una historia nos Marca.

Fuente de la imagen: "Brand U.0" de David Armano

El mes pasado tuve el privilegio de ser invitado a dar una conferencia en el Social Media Week de Buenos Aires junto a dos grandes de verdad: Martin Hazán, uno de los directores creativos digitales más importantes de Argentina, Director General y cofundador de la agencia digital Nextperience, y Andy Stalman, Managing Director de Cato Partners Europa en Madrid y -para mi gusto- uno de los hombres que más sabe de branding en la  era digital (además de ser un orador extraordinario).

¿Qué está pasando entre la gente y las marcas en las Redes Sociales?

Ese era el tema central de la conferencia para la cual fuimos convocados. Pero lo más interesante fue que, a pesar de que trabajamos nuestras presentaciones por separado, los tres nos encontramos coincidiendo en un mismo punto: el poder de las historias.

No es casual que cuando nos referimos a grandes marcas, sea Mercedes Benz, Coca Cola, Marlboro, Apple o Harley Davidson, nos guste hablar de leyendas. Y es que detrás de cada marca exitosa hay una gran historia muy bien contada.

Pensemos un minuto en el caso de Apple. El día de la muerte de Steve Jobs alguien tuiteó (medio en broma, medio en serio) una frase muy reveladora: ¿cómo le digo a mi iPhone que su padre ha muerto? Y es que cuando comprás un ¡Phone no estás comprando sólo un teléfono: Estás comprando un pedacito de la leyenda del hombre más innovador de los últimos 100 años. Estás comprando un estilo de diseño. Estás comprando una forma de ver al mundo. ¿Entonces qué importa si el Nokia N9 tiene más o menos features?

Las personas no compran commodities. Compran historias.

Historias que les permitan involucrarse e identificarse. Historias que sean tan atractivas e inolvidables como para despertar en ellas un sentido de pertenencia. Entonces la gran tarea de los marketers no es hablar repetitivamente de sus productos, sino crear historias alrededor de sus marcas.

Pero OJO, todo, absolutamente todo lo que una marca hace (desde la manera en que tu recepcionista atiende el teléfono hasta la honestidad de tus proveedores de materia prima) forma parte de la historia de tu marca. Y así como la gente ama las buenas historias, también odia las malas.

¿Y qué tienen que ver las Redes Sociales en todo esto? Muchísimo.

Porque hay algo que las personas aman más que una gran historia…y es compartirla.

Compartir lo que nos gusta o nos da placer es uno de los rasgos que nos caracteriza como humanos. Compartir nos permite pertenecer, nos vuelve partícipes de la sociedad. Y lo que más compartimos son historias. Buenas historias.

Piensen otro minuto en qué es lo primero que hacemos cuando nos cuentan un buen chiste, o algún rumor de esos que queman….Buscamos alguien a quién contárselo….

Imagino que desde que el hombre inventó el fuego se instauró esta ceremonia casi sagrada de compartir: el sentarte junto a tus pares, cerca del calor de las llamas, a compartir una comida y  las mejores anécdotas del día. Esta ceremonia fue cambiando de forma pero no se detuvo nunca.

Y algunos siglos más tarde fue el punto de partida del ritual de los cafés: gente que se reunía a tomarse un café con el único objetivo de transmitirle sus ideas a otros. Esa necesidad imperiosa de contarle a los demás lo que pensamos nos trajo la revolución intelectual del siglo XVIII y poco después la Revolución Industrial, la Revolución Rusa, los avances científicos del siglo XX y  todo lo que somos ahora, no por la calidad de los cortados, sino por la calidad de las ideas que se compartían alrededor de una taza de café.

Y ya en esta era más express, con menos tiempo y más artilugios, seguimos haciendo lo mismo. Ya no tanto cara a cara, pero seguimos compartiendo nuestras historias, sean pequeñas o grandes, tontas o brillantes, pero historias al fin. Sólo que ahora las compartimos en los muros de facebook, en twitter, el las cadenas de mails, en los chats y en mensajes de texto. ¿Por qué lo hacemos? Porque nos importan los demás. Porque nos encanta ser escuchados. Porque queremos que los demás entiendan quiénes somos, qué nos gusta y qué nos moviliza.

Las Redes Sociales son los cafés donde se comparten las historias del siglo XXI. Algunas marcas lo han entendido muy bien, otras menos. Pero en mayor o menor medida, todas saben que tienen que estar donde está la gente.

Hablando de compartir, les comparto 3 casos de marcas que han sabido contar muy bien sus historias a través de las redes sociales. Espero sus comentarios:

T-Mobile “Dance”:

Volkswagen “The Fun Theory”:

Nike “República Popular de Corinthians”:

15 comentarios sobre “Cuando una historia nos Marca.

    1. Lo de los colores en el branding y la comunicación me parece un espacio super interesante Patricia. Me encantaría aprender más del tema. Ojalá nos podamos sentar a tomarnos un café pronto. Gracias por leerme!

  1. Charly: Un placer leer tu nota!

    Estoy totalmente de acuerdo con vos, los humanos por naturaleza necesitamos compartir y con todos los cambios de esta nueva era y la vida agitada que todos llevamos, disfrutamos del “compartir” en los “cafés del siglo XXI”.

    Gracias por compartir tu sabiduría, esa que va más allá de lo tecnológico. =)

    Un beso,

    VaninaEstrugo

  2. ¡Que bueno tu artículo! De las historias que presentas en video, sin duda alguna la de la República Corintia es la más fabulosa. Apropiarse del presidente ¡esa sí que es una historia!

    El otro día hablé sorprendido con un amigo quien estaba negociando un software con Apple directamente, y de quien, inexplicablemente, Apple se apropió del concepto, sin compensarlo. Como resultado este amigo se deshizo de todos los productos Apple que poseía, los cuales amaba con absoluta fidelidad, y cuenta su historia con disgusto a sus clientes y amigos (los verdaderos). Tu artículo me ha ayudado a disipar mi sorpresa y mis interrogantes del porqué de su irracional reacción. Claro ¿no es irracional el amor al final de todo?
    Un abrazo.

  3. Charly, excelente tu artículo, felicidades! Me causa la misma impresión que tú, el darnos cuenta que todos están coincidiendo en que la historia alrededor de la marca es lo que marca la gran diferencia entre una exitosa y una marca que lucha por sobrevivir entre miles. Es curioso ver como en años pasados la tecnología era un tema frio, del cual hablábamos de capacidades de almacenamiento, procesamiento, etc. Y hoy nos está ayudando a acercarnos entre personas y con las marcas. el marketing está evolucionando muy rápido como el resto de las cosas. Hoy veo a grandes Gurüs de Marketing dejando de hablar de ello, y enfocándose en temas de liderazgo y sensibilidad, creo que es un buen camino para que las marcas que lo entiendan, trasciendan.

    Saludos y enhorabuena!

    Alfonso De Alba
    @santinosmktblog

  4. Carlos esa idea de crear momentos felices, así sea para apoyar una marca, es sinceramente un hit a la emoción. Leer tu nota y ver esos videos me dio una sana envidia de estar en esos sitios para vivir esos instantes de feliz locura. Saludos…

  5. Que buen artículo Carlos, me encanto. Muy cierto todo lo que planteas. Me alegra que pudieses compartir con personas tan interesantes como fueron Matin Haasan y Andi Stalman. Bonita experiencia. Le agradezco a Ana Maria que haya compartido tu marca, digo, tu artículo. De veras excelente. Un abrazo y saludos

  6. Hola a todos
    ¿Quién toma la pluma para las historias que se están escribiendo ahora? Coincido con la idea de leyenda que se puede atribuir a historias como las de Apple pero intuyo que historias del futuro no reflejaran a un grupito de amigos emprendiendo en un garage, sino que sumarán a una multitud acompañando en la escritura de la historia de la marca. Hoy en día es posible gracias a las redes sociales sumar a la gente a la creación de la leyenda. Tal vez sea posible en 10 años contar, en lugar de la historia de los fundadores de la empresa, la historia de los primeros usuarios de la empresa. Por eso, creo que debemos utilizar social media para generar escenarios donde los usuarios puedan actuar. Actuar en el sentido de acción y en el sentido de actuación. Creo que ahí tenemos un futuro interesante para escribir, permitir que los usuarios escriban la historia de nuestra marca (y reflotarla en un comercial dentro de 10 años).

    Por otra parte, quiero traer 2 videos que atribuyo en gran parte a lo que presentó Carlos en este artículo.
    El nuevo comercial de Quilmes:

    “Si hay un encuentro hay una HISTORIA”

    Los spots de CFK

    Desmarcan a la candidata y cuentan HISTORIAS de posibles votantes.

    Saludos a todos los salieris de Charly (Sarti)

  7. Mariano, me encantaron los ejemplos y que abordaras el tema por ese lado. Si bien cuando hablaba de la historia de una marca aplicada a las redes sociales no me refería literalmente a “la historia de la marca” en si, si no a lo que cada marca va construyendo paso a paso. En ese sentido, la de Apple no es solo la historia de dos amigos fabricando una computadora en un garage, es más, me atrevería a decir que esa parte de su historia es irrelevante para la gente que hoy compra iPads y iPhones. Pero en cambio, para esa generación, es altamente relevante haber crecido esperando los anuncios de un tipo con dotes de mago, siempre vestido de negro, que cada dos años sorprendía al mundo extrayendo algo inesperado de su galera. Por eso creo que el asset más importante de la marca Apple ahora está a 3 metros bajo tierra.

    Puede ser, como bien decís, que la gente pase a construir las historias de las marcas sumando sus propias historias a través de las redes sociales. De alguna manera eso ya está ocurriendo. Pero espero (y deseo) que eso no se convierta en otra receta. Ya tenemos demasiadas fórmulas y a la larga no funcionan. Un abrazo

  8. Carlos, muy buena la nota! Coincido en que los seres humanos queremos comunicarnos, compartir historias. Si pensás que en un momento de la historia existían unos tipos que con tal de comunicarse tallaban la piedra con jeroglificos!! te das cuenta que la necesidad de comunicarnos viene desde que empezó este mundo. Y si de compartir estamos hablando quiero aportar que lo que creo que hacen las marcas en estos ejemplos que vos das además de contar una historia es hacernos jugar, en la de corinthians es donde se ve más claro. Como cuando eramos chiquitos y haciamos plata dibujada por nuestras propias manos y jugabamos a comprar y vender, lo lúdico también está presente en nuestros cromozomas por decirlo de alguna manera. La República de Corinthians es genial!!! Es como darle el permiso a miles de adultos a jugar pero de grandes como cuando eramos chiquitos!! Para mi es decirles que todo es posible!

    1- Hay una poción que te puede hacer encoger
    2.- Hay un pastel que te puede hacer crecer
    3.- Los animales hablan
    4.- Los gatos pueden desaparecer
    5.- Hay un lugar llamado País de las Maravillas
    6.- Puedes matar al Jabberwocky

    saludos,
    Vicky

Gracias por tu comentario! Te invito a seguirme en twitter: @CharlySarti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s