Cuando la publicidad imita al cine

Que la publicidad y el cine son primos hermanos no hay quien lo niegue. Tampoco que una le deba bastante al otro (y viceversa). Muchos de los grandes directores del cine de hoy dieron sus primeros pasos haciendo comerciales y, en lo bueno y en lo malo, eso se nota. Ridley Scott y su hermano Tony Scott, David Fincher, Michel Gondry, Alan Parker, el mexicano González Iñáritu y aquí en Argentina Carlos Sorín y Fabián Bielinsky (por sólo mencionar los primeros que me vienen a la cabeza) nutrieron y nutren al mundo del cine con la impronta estética de la publicidad.  Hasta ahí todo bien. Ahora, cuando algún director creativo nostálgico decide homenajear a su peli favorita con un comercial de chicles o papafritas, se me revuelve un poquito el estómago. Precisamente el ejemplo que les traigo está basado en la película de Fabián Bielinsky, Nueve Reinas. No me malinterpreten, el comercial está bien hecho, el concepto “workaholics del amor” es muy poderoso: ¿pero era necesario parodiar la escena más importante de esa película? ¿no abarata a la idea y a la película? No estás obligado a estar de acuerdo.

El Comercial de Topline, actualmente en el aire
La escena original de 9 Reinas de Fabián Bielinsky

Ojo, una cosa es inspirarse en la atmósfera de una película por razones comerciales o cuyunturales y otra muy diferente es  “homenajear” una escena del cine copiándola de punta a punta.

Pero para no quedar como un amargo y como sé que hay muchos que disfrutan de este subgénero publicitario que podríamos llamar “Movie-Parody”, aquí les dejo algunos de los más notables comerciales basados en películas y series de la TV.

Star Wars – Adidas: En este usaron la peli en serio… 
El Padrino – Pepsi: Una aberración total 
1984 – Macintosh: El más famoso de todos, filmado por Ridley Scott. Brillante. 
Náufrago – Audi 4
Drácula – Texas Inst
Gladiador – Pepsi
Lost – Bud Ligth (realmente ingenioso) 

3 comentarios sobre “Cuando la publicidad imita al cine

  1. Esta vez no coincido contigo. No me parece que el comercial desmerezca a la película. Me parece bien el comercial (el concepto me gusta mucho) y maravillosa la película. Nada más.

  2. Interesante polémica. Tiendo a estar de acuerdo, no me resultan tan inteligentes las publicidades basadas en películas, novelas o series de TV ya existentes. Aunque algunos de los ejemplos que pusiste son muy divertidos. Muy bueno el blog.

  3. El cine siempre ha sido una fuente de inspiración para la publicidad.
    Desde la época en que Alan Parker, Paul Arden, John Webster, entre otros, eran exitosos creativos en algunas de las principales agencias del Londres de los 70’s.
    Admiraban a Jacques Tati, por ejemplo y lo utilizaban como un referente a la hora de realizar
    sus comerciales. Basta ver Mi Tío, Oscar 1958 a la mejor película extranjera del laureado
    director francés, para entender hasta donde lo homenajeaban en sus spots, con su estética, sus
    ángulos de cámara y su dirección de arte.

    Más acá en el tiempo, la influencia de Los duelistas, 9 semanas y media, Delikatessen, Amélie, Ciudad de Dios, Camino a la Perdición, etc. han honrado el estilo, la dirección de arte, la iluminación y la estética de muchísimos spots comerciales.

    Me parece absolutamente válido y creo que hasta ahí debería llegar la forma lícita de
    “servirse” de una obra con copyright. Pero repetir una escena completa de un film exitoso
    por lo menos debería pagar derechos.

Gracias por tu comentario! Te invito a seguirme en twitter: @CharlySarti

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s